Me he sometido a un aumento mamario con implantes: ¿puedo dar el pecho a mi bebé?

03 Agosto 2018 - Publicado en Blog Cirugía Estética

photo 1475004035199 b5d69999005fEsta es una de las principales preguntas de las pacientes que se han sometido a una operación de aumento de pecho con prótesis y van a ser madres: ¿es posible la lactancia?, ¿afectan los implantes a la calidad de la leche materna?, ¿tiene riesgos?

En principio, un aumento mamario no tiene por qué interferir ni en la lactancia, ni en la calidad de la leche producida, ni en la cantidad de la misma.

Las técnicas para el aumento de pecho con prótesis varían según el lugar por donde se coloquen éstas. Dependiendo de la anatomía del paciente y de las preferencias del cirujano plástico, la incisión se puede hacer alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. En el caso de la via submamaria o por la axila, no se afecta la glándula mamaria (las prótesis se colocan directamente debajo de ésta o del músculo pectoral), con lo que normalmente se puede dar el pecho sin mayor problema.

Durante cierto tiempo, se pensó, no obstante, que las prótesis de silicona (sustancia derivada del silicio) podían interferir en la calidad de la leche materna y ser perjudiciales para el bebé. En 1998, un estudio realizado por el Women's College Hospital y el Departamento de Cirugía de la Universidad de Toronto (Canadá) se propuso como objetivo establecer la posible relación al respecto. 

El estudio comparó los niveles de silicio en la leche de mujeres que amamantaban con y sin implantes. Concluyó que los niveles presentes en la leche materna de las mujeres con prótesis son similares a los de las que no los portan. Incluso detectó que la presencia del silicio es 10 veces mayor en la leche de vaca que se consume habitualmente.

Cambios en la forma del pecho
Es importante destacar que, durante el embarazo y la lactancia, se produce un crecimiento del pecho y, por consiguiente, un estiramiento de la piel. Una vez concluido este periodo, el tamaño y el peso retoman sus niveles habituales. Sin embargo, en ocasiones, pueden producirse ciertos cambios y quedar los senos más blandos o caídos. Este hecho es más probable que ocurra cuanto mayor sea el período de lactancia, por lo que algunas mujeres prefieren esperar a que éste acabe para someterse al aumento mamario.

El aumento de pecho y la lactancia es, por otro lado, un tema muy recurrente en foros, blogs y diferentes páginas de opinión. Es necesario recordar que cada caso es particular y que no se debe basar ninguna decisión al respecto en la opinión de comentarios realizados en Internet, mayoritariamente generados de forma anónima. Lo más apropiado es acudir a un especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora que sepa responder correctamente a nuestras dudas y aconsejarnos en nuestro caso en particular.

 Este post ha sido elaborado con la colaboración de la Dra. Ainhoa Placer, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y vocal de Comunicación y Redes Sociales de la SECPRE.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

  • Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)
  • Calle Diego de León 47
    28006 Madrid (España)
    Teléfono: +34 91 576 59 95
    Fax: +34 91 431 51 53

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.