Realidades y mitos sobre el ácido hialurónico

12 Mayo 2017 - Publicado en Blog Cirugía Estética

acido hialuronicoEl ácido hialurónico (AH) es una molécula de textura viscosa cuya característica principal es su capacidad de atraer y retener grandes cantidades de agua. Está presente de manera natural en nuestro organismo y destaca su concentración en articulaciones, cartílagos y la propia piel.

Aunque sus usos son múltiples, su empleo en estética, el sector en el que existe mayor demanda, se conoce desde el año 1996 y desde entonces esta sustancia se ha convertido en uno de los tratamientos antiedad más populares y demandados.

De hecho, hoy día los rellenos dérmicos con ácido hialurónico suponen, junto con los tratamientos con toxina botulínica, entre el 60% y el 65% del total de los tratamientos médico-estéticos que se realizan actualmente en nuestro país.

La información que se puede encontrar en prensa, revistas, Internet, etc. sobre esta sustancia es amplia, diversa y, en ocasiones, confusa. Por eso, cabe plantearse: ¿qué hay de cierto y qué afirmaciones son falsas en relación a este producto? Aclaramos las posibles dudas a continuación:

¿Por qué se ha hecho tan popular y cuánto ha aumentado su demanda en los últimos años?

La demanda creciente del ácido hialurónico como tratamiento estético se debe a que es un producto que prácticamente no presenta complicaciones como sí lo hacen otros materiales de relleno que se utilizaban en el pasado. Al ser un componente que está presente en nuestro cuerpo, no causa reacciones alérgicas ni problemas de inflamación crónica, con lo que se reabsorbe completamente en un tiempo determinado.

Por otro lado, el público cada vez apuesta más por las técnicas menos invasivas, de ahí que el uso del ácido hialurónico se haya extendido en los últimos años.

¿En qué zonas de la anatomía se aplica?

Principalmente se utiliza en la región facial, aunque también se puede aplicar en otras zonas como el cuello, el escote o las manos. Años atrás también se probó su efectividad como tratamiento para el aumento de mamas y el aumento de glúteos pero su uso en estas zonas anatómicas ha sido sustituido por las inyecciones de grasa autóloga, que han demostrado ser más eficaces en rellenos de gran volumen como los señalados.

Dentro de los usos del ácido hialurónico en la zona facial existen diferentes indicaciones:

  • Voluminización: se aplica en áreas como los pómulos o el mentón.
  • Revitalización: se obtiene con la realización de una mesoterapia con ácido hialurónico sólo o asociado a vitaminas.
  • Tratamiento de la flacidez: se consigue con diferentes técnicas de inyección como, por ejemplo, la vectorización.

¿Tiene algún efecto secundario para el organismo?

Como ya se ha apuntado, el ácido hialurónico no tiene efectos secundarios para el organismo. Sin embargo, no está exento de algunas complicaciones que pueden surgir en determinados pacientes, como podría ser una infección o una necrosis cutánea por inyección intraarterial. Por este motivo, es muy importante acudir siempre a profesionales cualificados especializados en este tipo de tratamientos.

¿Cuáles son los usos no estéticos del ácido hialurónico?

Aparte de su uso estético, el ácido hialurónico se emplea como tratamiento para las articulaciones, mediante el uso de inyecciones intraarticulares. También es frecuente encontrarlo en formulaciones de colirios y como tratamiento para la sequedad vaginal, donde se utiliza con inyecciones de este producto en la vulva y el introito vaginal.

¿Cuál es la eficacia del ácido hialurónico en otras presentaciones como cremas o comprimidos?

Su utilización como componente en cremas hidratantes y reafirmantes es muy común. No obstante, salvo por sus cualidades humectantes, no está demostrado que el ácido hialurónico se asimile por la vía tópica, superando la epidermis y pudiendo llegar a la dermis, que es donde se colocan las inyecciones cuando se aplica por aquel método. Su efecto como crema, en todo caso, no tiene nada que ver con el conseguido mediante inyecciones.

Respecto a su uso vía oral, está muy de moda tomar todo tipo de suplementos alimenticios, pero lo cierto es que no existe evidencia científica de que sea útil ya que, probablemente, al pasar por el estómago, un órgano que tiene un ambiente ácido, el compuesto se desnaturalizaría y se degradaría.

Este post ha sido elaborado con la colaboración de la Dra. Ainhoa Placer, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y vocal de Comunicación y Redes Sociales de la SECPRE.

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.