Tres intervenciones de Reparadora lideran las 97.000 búsquedas mensuales sobre Cirugía Plástica en internet

Cada mes, los españoles realizan más de 97.000 búsquedas en internet relacionadas con la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Aunque predominan las vinculadas a su vertiente Estética, son tres patologías que tienen que ver con la Cirugía Reparadora las más buscadas en nuestro país.

Se trata del síndrome del túnel carpiano, con 9.900 búsquedas mensuales; el labio leporino, con la misma cifra, y la ginecomastia o desarrollo excesivo de las mamas en los hombres, con 8.100, según el análisis efectuado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE).

a26

El labio leporino o fisura labial es una malformación congénita consistente en la deformación de un labio que no se ha formado por completo durante el desarrollo fetal del paciente. Se presenta, frecuentemente, acompañado de paladar hendido o fisura palatina. Suele ser tratado por un equipo multidisciplinar, en el que el cirujano plástico se encarga de la parte quirúrgica de la reconstrucción del labio afectado y se coordina con otros profesionales como pediatras, dentistas y foniatras.

El síndrome del túnel carpiano y la ginecomastia se presentan, sobre todo, en pacientes adultos. Llama la atención que su búsqueda tan activa en internet coincida con dos hábitos sociales que, a juicio de la SECPRE, están creciendo de forma preocupante por sus riesgos para la salud: respectivamente, el mal uso del ratón del ordenador y el empleo de determinados compuestos, como los esteroides anabolizantes, para el incremento de la masa muscular.

El síndrome del túnel carpiano es una condición en la que se produce la compresión del nervio mediano al pasar por el túnel carpiano de la muñeca, que es un espacio estrecho y confinado. Puesto que el nervio mediano proporciona las funciones motora y sensorial al pulgar y a los tres dedos del medio, tal situación puede provocar síntomas tan variados como dolor, adormecimiento de la mano, dificultad para cerrar el puño, hormigueo, ardor, etc.

En la mayoría de los casos, este síndrome no tiene una causa específica, pero hay múltiples factores que pueden contribuir a su aparición como infecciones, obesidad, trastornos inflamatorios, tumores, traumas… así como los movimientos pequeños, frecuentes y repetitivos de la mano, similares a los que se hacen al usar el teclado y, sobre todo, el ratón del ordenador.

En los casos más graves e incapacitantes del síndrome del túnel carpiano, cuando el tratamiento y la rehabilitación no dan resultado, se recurre a una intervención en la que el cirujano plástico realiza una incisión en la muñeca y corta el tejido que está presionando el nervio mediano.

Respecto a la ginecomastia -término de origen griego para denominar a las "mamas similares a las de la mujer"-, en la mayoría de los casos tampoco se conoce su causa específica. Sin embargo, su aparición, al estar vinculada a una alteración de los niveles hormonales, se relaciona en ocasiones con el uso de fármacos en cuya composición hay hormonas; entre ellos, los esteroides anabolizantes.

La intervención para la corrección de la ginecomastia, realizada mediante liposucción asociada o no a incisiones en la areola para la extracción quirúrgica de grasa y tejido glandular, persigue no sólo objetivos estéticos, sino también psicológicos para elevar la autoestima de estos pacientes afectados por la patología, además de contribuir a la prevención del cáncer de mama en varones.

Seis términos de Cirugía Plástica Estética y el linfedema completan el top 10

El resto de términos que más buscan los españoles en internet en relación con la especialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora corresponden a las intervenciones que, en su vertiente Estética, más demandan los pacientes en nuestro país; en cabeza, la rinoplastia o cirugía de la nariz y la liposucción, con 6.600 búsquedas mensuales cada una.

Les siguen la abdominoplastia (cirugía para la extirpación del exceso de piel y grasa del abdomen y la corrección de la flacidez muscular en esa zona), la blefaroplastia o cirugía de los párpados y el aumento de senos, así como el propio término “cirugía estética”, buscado 3.600 veces al mes, lo que da idea del interés de esta vertiente de la especialidad entre los internautas.

En el último lugar de este ranking top 10 está el linfedema; en concreto, el de la extremidad superior, una de las complicaciones más frecuentes en las mujeres con cáncer de mama a las que debe practicarse, además de una mastectomía, una linfadenectomía axilar. El linfedema se produce por la acumulación de linfa en el tejido graso subcutáneo tras la alteración sufrida por el sistema linfático por la extirpación de los ganglios de la axila.

Los cirujanos plásticos especializados en microcirugía intervienen el linfedema o bien extrayendo ganglios linfáticos sanos de otra parte del cuerpo para implantarlos en las axilas o bien mediante la llamada “derivación microquirúrgica linfático-venosa”, que une los vasos linfáticos superficiales, situados justo debajo de la piel, con las venas subdérmicas de las extremidades afectadas, derivando hacia ellas la linfa acumulada.

 

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.