Injertos capilares frente a la alopecia

01 Diciembre 2017 - Publicado en Blog Cirugía Estética

alopeciaLa alopecia es un trastorno que produce una pérdida anormal del cabello en el cuero cabelludo u otras zonas de la piel en las que existe pelo. Una de las formas más frecuentes para tratar los casos de alopecia es a través de los injertos capilares, que consisten en trasplantar el cabello de zonas donde suele mantenerse siempre, como la nuca o ambos lados de la cabeza, a las zonas con escasez o falta de pelo. No obstante, es importante que el paciente combine el trasplante capilar con un adecuado tratamiento médico de su alopecia para evitar que el pelo no trasplantado se pierda.

Técnicas de injerto capilar

En la actualidad, las técnicas más usadas en los trasplantes capilares son dos: FUE (Follicular Unit Extraction) y FUSS (Follicular Unit Strip Surgery). La primera, la técnica FUE, consiste en extraer de manera individual los folículos de la zona donante sin necesidad de puntos y sin dejar cicatrices lineales. Estas unidades foliculares de uno, dos, tres o cuatro pelos se extraen acompañadas de las estructuras perifoliculares.

En la técnica FUSS, los pelos de la zona donante se extraen junto con una fina banda de piel de la zona posterior o lateral de la cabeza. Se retiran los puntos a los 12-14 días y, como resultado, queda una cicatriz en la zona donante, que puede ser camuflada siempre que el pelo circundante tenga una longitud mínima de unos 0,5-1 cm.

En principio, no hay una técnica mejor que otra ya que simplemente varía la forma de extracción de los folículos de la zona donante, siendo idénticas las fases de preparación e implantación. Normalmente, los pacientes candidatos a la técnica FUSS son aquellos que presentan áreas alopécicas extensas, mientras que los pacientes ideales para la técnica FUE son quienes presentan pérdidas de pelo limitadas y controladas.

Quién puede recibir un trasplante capilar

No todo el mundo puede someterse a un trasplante capilar. El criterio de selección más importante es que el paciente tenga buena zona donante, es decir, que cuente con una adecuada “reserva” de pelos de donde extraer. Además, como decíamos, es importante que realice un adecuado tratamiento médico para preservar el resto del cabello no trasplantado y que tenga una expectativa realista de los resultados, asesorado por su cirujano plástico.

Lo más recomendable es que esta operación se realice a personas de entre 30 y 40 años para que se pueda empezar a prever la evolución futura de la alopecia. Si se lleva a cabo en pacientes más jóvenes, posiblemente tengan que someterse a una nueva sesión de injerto capilar en el futuro, porque seguirán perdiendo el cabello por acción hormonal.

Operación y postoperatorio

El trasplante capilar es una cirugía mínimamente invasiva que se realiza con anestesia local -aunque a veces con anestesia general-, por lo que el dolor es mínimo. La operación dura alrededor de seis horas, porque se trata de un proceso muy laborioso (hay que ir implantando los folículos pilosos uno a uno), si bien la parte quirúrgica en sí es la inicial, que solo tarda una hora, y el resto es el tiempo que se emplea en preparar los folículos e implantarlos.

La recuperación médica de un trasplante de pelo es rápida: en una semana el paciente puede reincorporarse a su actividad laboral. La noche de la intervención puede aparecer dolor en la zona donante, que se soluciona con la toma de un analgésico. A nivel estético, los resultados se observan a partir del sexto mes de la cirugía.

Este post ha sido elaborado con la colaboración de la Dra. Ainhoa Placer, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y vocal de Comunicación y Redes Sociales de la SECPRE.

 

INFORMACIÓN DE CONTACTO

  • Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)
  • Calle Diego de León 47
    28006 Madrid (España)
    Teléfono: +34 91 576 59 95
    Fax: +34 91 431 51 53

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.