El origen de los servicios de Cirugía Plástica españoles, en la Guerra Civil

02 Junio 2017 - Publicado en Blog ¿Sabías qué?

historiaAl igual que en la Primera Guerra Mundial se inicia la creación de unidades de Cirugía Plástica en Inglaterra, Francia y Estados Unidos, en España surgieron los primeros servicios en ambos bandos contendientes durante la Guerra Civil. Los cirujanos militares fueron instruidos por cirujanos extranjeros en los fundamentos de la especialidad, principalmente en las técnicas de tratamiento de quemaduras y heridas, y finalmente se establecieron tres unidades de Cirugía Plástica en San Sebastián, Barcelona y Albacete.

El capitán Sánchez Galindo visitó prestigiosos servicios en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, y a su regreso organizó el primer equipo específico de Cirugía Plástica en el Hospital General Mola de San Sebastián. Dos años más tarde, en 1940 y tras finalizar la guerra, se creó el primer servicio de Cirugía Plástica en el Hospital Central Militar Gómez Ulla de Madrid, donde se desarrollaron, además, los primeros cursos de especialización destinados a seguir formando a cirujanos plásticos.

Casi simultáneamente, la Cruz Roja Española puso en marcha otros servicios de Cirugía Plástica en Valencia, Madrid, Barcelona y Sevilla, iniciativa que continuó posteriormente en numerosos hospitales provinciales.

Es en esta época cuando comienza también el acercamiento de la Cirugía Plástica a la Universidad. Varias cátedras de Patología Quirúrgica comienzan a acoger a cirujanos plásticos, de forma que muchos de los servicios antes creados pasan a constituir servicios universitarios de Cirugía Plástica.

Algo más tarde, en 1955, la Cirugía Plástica es reconocida oficialmente en la Ley de Especialidades y, a partir de 1965, coincidiendo con el mayor desarrollo económico del país, la Seguridad Social incluye en su red hospitalaria departamentos, servicios y secciones de Cirugía Plástica, algunos de ellos dotados con Unidades de Quemados o equipos específicos de Cirugía de la Mano.

Nacimiento de la Cirugía Estética

Durante la segunda mitad del siglo XX, España pasa de ser una sociedad casi exclusivamente agraria a otra de desarrollo industrial, con un pujante sector de servicios. El aumento del nivel socioeconómico, junto con la expansión de los medios de comunicación, propician que los ciudadanos reclamen una asistencia sanitaria de calidad, cada vez más especializada, que garantice, entre otras cosas, la mejor reparación de sus lesiones adquiridas o congénitas.

Paralelamente a este aumento del nivel socioeconómico y sanitario, crece la preocupación general por la imagen corporal, por lo que se comienzan a aplicar los avances en los distintos ámbitos de la Cirugía Reparadora a una serie de pacientes con un fin principalmente estético.

Así es como esta vertiente de la especialidad, la Cirugía Estética, empieza a ser practicada y desarrollada por los cirujanos plásticos hasta llegar al año 2003, cuando el Ministerio de Sanidad aprueba un nuevo cambio de denominación de la especialidad a Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, puesto que la Estética se revela ya como una parte integrante esencial de la misma.

Las unidades actuales

Actualmente los equipos de Cirugía Plástica se constituyen en departamentos, servicios, secciones y unidades, según el volumen y demanda de servicios de cada centro. Los grandes acogen a médicos internos residentes (MIR) para formarse en la especialidad, tanto en su vertiente Reparadora como en la Estética.

Otra tendencia en los grandes servicios de Cirugía Plástica tiene que ver con el interés en trabajar en áreas específicas constituidas en secciones o unidades. En algunas de ellas participan profesionales de otras especialidades, formando un grupo interdisciplinar que ofrece al paciente una atención integral más cómoda, rápida y efectiva.

Un ejemplo de ello son las unidades de Cirugía de la Mama, que suelen agrupar a cirujanos generales, ginecólogos, cirujanos plásticos, radiólogos, patólogos y oncólogos, o las unidades de Fisurados, en las que habitualmente participan cirujanos plásticos, ortodoncistas, logopedas, otorrinolaringólogos y psicólogos.

Fuente: Libro Blanco de Cirugía Plástica. Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Año 2004.

INFORMACIÓN DE CONTACTO

  • Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)
  • Calle Diego de León 47
    28006 Madrid (España)
    Teléfono: +34 91 576 59 95
    Fax: +34 91 431 51 53

Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.